[Videos] El olor en Guayaquil es putrefacto: Mujer pide retiren los cuerpos de sus padres fallecidos en medio de la fiebre que la aqueja por estar infectada con Covid-19

[Advertirnos, las imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas]

Diversos videos difundidos en redes sociales pusieron en evidencia la extrema crisis del coronavirus que está atravesando GuayaquilEcuador. Imágenes de muertos en las calles o personas suplicando que recojan a sus difuntos han sido compartidas en redes sociales.

Decenas de cuerpos se "amontonan" en calles de Guayaquil, temen del Covid-19

En Ecuador, el problema del retiro de cadáveres viene ocurriendo desde hace más de una semana. “La crítica era que al llamar al 911 nadie daba solución y los cuerpos se descomponían por dos y hasta cuatro días de espera”, aseguran.

La desesperación de los familiares

El temor a ser contagiado por los cadáveres viene causando desesperación en casas y calles de Guayaquil. Incluso el hecho de no tener la certeza de que la muerte sea por el Covid-19, también ocasiona gran angustia en familiares y vecinos.

Los casos que vienen ocurriendo en esta localidad de Ecuador son terribles. Estefanía Guerrero contó que su padre falleció el sábado por la mañana y hasta el mediodía del lunes el cuerpo no había sido levantado.

Estefanía explicó que llamó a la ambulancia porque su padre presentaba problemas respiratorios. Como los paramédicos no llegaban a su casa, decidió llevar a su padre a una clínica, pero no lo dejaron ingresar. Luego lo llevó a un hospital, pero murió en el camino. Un policía le dijo que reportara el fallecimiento al 911, pero nunca tuvo respuesta.

“Yo ya no sé qué hacer, el olor es putrefacto”, dijo llorando.
 

Pero este no es el único caso. El cadáver de Carlos Quinde, cura de la iglesia San Antonio de Padua de Guayaquil, lleva al menos 3 días sin ser recogido. Su hijo, que tuvo antes de dedicarse a la vida religiosa y que lleva el mismo nombre, dijo que falleció de un infarto, pero sospecha del coronavirus y se siente preocupado por todas aquellas personas que tuvieron contacto con él en misas, charlas y otras actividades propias del sacerdocio.

Según el medio Expreso de Ecuador, otro familiar notó síntomas propios del coronavirus en los últimos días de Carlos Quinde. El hijo pidió al Ministerio de Salud que hicieran pruebas a todos aquellos que estuvieron cerca al sacerdote.
 

Por su parte, Evelyn Mazzini contó que su tío Walter Olvera murió el viernes por la noche y le dijeron que pronto irían por el cuerpo, pero nunca llegaron.

“Estuvo enfermo desde el jueves. Se llamó a los números de emergencia y solo dijeron que tomara paracetamol y no les importaron los síntomas que él tenía. Falleció el viernes. Hemos insistido varias veces al 911 y la respuesta era que ya mismo llegaban. Ahora nos dicen que tenemos que esperar tres días para el levantamiento del cadáver”

Desesperado llamado