[Videos] Aparecen más imágenes que dejan dudas, donde se aprecia a «funcionarios» sacando días antes mobiliario de la capilla San Francisco de Borja, que después fue quemada.

Si bien la policía y el gobierno culpan a un grupo de «vándalos» por la quema de la iglesia institucional de Carabineros San Francisco de Borja, muchos usuarios y usuarias de redes sociales tienen su propia teoría respecto al siniestro.

El viernes alrededor de las 20.00 horas, el Cuerpo de Bomberos de Santiago fue notificado de un incendio en la iglesia San Francisco de Borja, lugar en el que Carabineros realiza sus ceremonias religiosas. De acuerdo a lo que informaron diversos medios, este edificio habría sido atacado y quemado por encapuchados, aún cuando las manifestaciones en las inmediaciones de Plaza de la Dignidad se desarrollaban sin incidentes ni conflictos con la policía hasta ese momento.

El fuego habría comenzado con la quema de las bancas de la iglesia, desatando un siniestro que se propagó rápidamente. Si bien Bomberos movilizó tres camiones de estaciones cercanas, estos no tuvieron acceso al lugar del incendio hasta tiempo después de que acudieron al llamado, luego de que Carabineros coordinara su intervención, como lo estableció la institución de voluntarios en su cuenta de Twitter.

Diego Velásquez, segundo comandante de Bomberos de Santiago, explicó al canal 24 Horas que la demora en su actuar se debió a que encapuchados les habrían impedido el paso. “Si bien es cierto nuestra central de alarmas recibió la situación que estaba ocurriendo y se procedió a un despacho de tres compañías al lugar afectado, lamentablemente había un perímetro bastante inseguro para el trabajo bomberil, es por eso que tuvimos que tomar un resguardo coordinado con Carabineros”.

https://twitter.com/Chileokulto/status/1214137408733810689?s=19

Tras este suceso, el nuevo subsecretario de Interior, Juan Francisco Galli, declaró en sus redes sociales que, para él,  “quemar y saquear la iglesia institucional de Carabineros de Chile y atacar el monumento a sus mártires es violencia pura. Necesitamos tener una sola voz en contra del vandalismo”.

Por su parte, el general director de la policía, Mario Rozas, condenó el hecho y aseguró que ya encontraron a una de las personas que habría participado de la quema de la iglesia.

A pesar de que el oficialismo y sus agentes acusan a un grupo de “vándalos” de ser responsables de este ataque, en redes sociales los usuarios y usuarias se mostraron reacios a creer la versión institucional, y cuestionaron que los  encapuchados que habían en el lugar pudieran retener a Bomberos, sin que la policía interviniera para asegurar que el incendio fuera controlado.

Además, hay registros del momento en el que se observa cómo un contingente de carabineros se encuentra dentro del recinto antes de que comenzaran a salir las llamas, para luego echar del lugar a reporteros gráficos que grababan la escena