Somos vergüenza mundial: Edición británica de Wired describió la “brutal realidad” de Quintero y la calificó como una de “las ciudades más contaminadas del mundo”

El reportaje recoge una serie de testimonios de los principales representantes de organizaciones sociales que durante los últimos años han planteado la necesidad de cambios radicales en la zona.

“Muchos de sus vecinos padecen enfermedades respiratorias como el asma. El aire a menudo sabe metálico, en lugar de mar. Incluso la playa se ve más oscura de lo que debería ser: en lugar de conchas, la arena está llena de carbón derramado de los buques de carga entrantes”.

Así comenzó parte del reportaje realizado por la edición británica de Wired, que describe los episodios de contaminación que se viven en las comunas costeras de Quintero y Puchuncaví. A esto suman las movilizaciones sociales que se han desatado producto de esta problemática.

El trabajo periodístico se tituló: “la brutal realidad de la vida dentro de una de las ciudades más contaminadas del mundo”, y aseguran que en “Quintero, las fugas de petróleo y la contaminación de la industria pesada están afectando la salud de los ciudadanos locales. Ahora la lucha está por limpiar una de las llamadas “zonas de sacrificio” de Chile”.

Además, recoge una serie de testimonios de los principales representantes de organizaciones sociales que durante los últimos años han planteado la necesidad de cambios radicales en la zona.

Entre ellas, María Araya, presidenta del consejo consultivo del Hospital Adriana Cousiño de Quintero, quien precisa que “los niños son vulnerables, no pueden hacer cosas normales. A veces no pueden respirar afuera, o no pueden ir a la escuela o hacer ejercicio. Todos los días que vivimos estamos sacrificando a nuestros hijos. El porcentaje de personas que están enfermas de asma, cáncer o tienen necesidades especiales, es el doble del número de una comuna de tamaño similar”.