La real cara de la salud pública chilena: A la joven de 21 años no se le realizó examen cuando fue a pedirlo y recién se le detectó el virus ya estando fallecida

Indignación en el Maule: Denuncian errores y fallas de protocolo en muerte del caso más joven por Covid-19

A la joven de 21 años no se le realizó examen cuando fue a pedirlo y recién se le detectó el virus ya estando fallecida, lo que -además- puso en riesgo a toda su familia y cercanos. Desde la Seremi de Salud ordenaron la apertura de un sumario.

El cúmulo de errores y fallas del protocolo que rodean al caso del lamentable fallecimiento de la joven Fabiola Machuca fue reportado por el equipo de investigación periodística de Ciper, quienes dieron cuenta de una serie de fallas en el Hospital de Talca, llegando al punto que la familia de la víctima fatal ni el mismo hospital tuvieron conocimiento de que la joven estaba infectada durante su tratamiento, e incluso durante su posterior funeral, al que fueron cerca de 60 personas.

El caso había sido mencionado en el reporte de este sábado que realizó el ministro Mañalich, en el que se indicó que habían ocho nuevas víctimas fatales por el covid-19, incluyendo a una mujer de 21 años, siendo el caso más joven hasta ahora en el país. Ella era Fabiola Machuca.

El secretario de Estado señaló en la ocasión que «Efectivamente al revisar su historia clínica, como hicimos anoche, es evidente que ella tenía una enfermedad hematológica de muy mal pronóstico, de la cual probablemente no hubiera salido adelante, pero se diagnosticó esta infección por coronavirus y, por lo tanto, está consignada en nuestra estadística, porque no omitimos ningún caso», quien agregó que había fallecido por leucemia.

Pero esta declaración del ministro contrastó radicalmente con lo reportado en la zona, lo que llevó a que las autoridades de salud de la región instruyeran la realización de un sumario: A la joven recién se le realizó el examen una vez muerta.

Según Ciper los hechos se dieron de la siguiente forma:

Fabiola fue el 25 de marzo la joven a Romeral, a un recinto de salud ya que presentaba problemas médicos y tenía la sospecha de que podría ser el Covid-19, pero pese a esto se descartó hacerle el examen. El motivo que le habrían dado es que no había tenido contacto con un contagiado. Para entonces, según la publicación, las directrices del Minsal establecían que sólo accedían al test quienes hubiesen contacto directo con un paciente de coronavirus, o vivieran en una zona donde se había perdido la trazabilidad de un caso.

La joven no obtuvo un tratamiento adecuado, y tras este hecho empeoró en su condición, por lo que tuvo que ser llevada al Hospital de Talca. Ahí el diagnóstico fue de leucemia aguda y fulminante, falleciendo el pasado 7 de abril.

Finalmente en ninguno de estos recintos se tomaron las medidas necesarias para un caso de Covid-19, ya que nadie sabía que estaba contagiada, por lo que no se usaron mascarillas, guantes ni indumentaria especial por parte de los trabajadores de la salud, y tampoco estuvo en un sector especial para contagiados, lo que puso en riesgo a todos los pacientes que estuvieron cerca. Incluso, fue velada en su casa, y tuvo un funeral al que asistieron cerca de 60 personas y recién, pocas horas después del mismo, se comunicaron con la familia desde la Seremi de Salud del Maule, para informarles del resultado positivo por Covid-19.

Este hecho remeció a la familia de Fabiola y encendió las alarmas en la comunidad, provocando una ola de rechazo ante la seguidilla de fallas en los protocolos, ante esto la Dirección de Salud anunció una investigación sumaria para determinar «eventuales responsabilidades». Desde la institución aseguraron que buscarán «determinar las circunstancias de los hechos y eventuales responsabilidades posteriores al deceso de una paciente al interior del Hospital Regional de Talca, el Servicio de Salud Maule solicitó instruir una investigación sumaria al interior de este recinto asistencial. La medida se adoptó luego de que la SEREMI de Salud solicitara realizar esta diligencia para aclarar los hechos que rodearon el fallecimiento de una paciente inmunodeprimida y que posterior a su deceso se le realizó toma de muestras para determinar presencia del COVID -19».

Por su lado el director de Salud del Maule, Luis Jaime, afirmó que «La entrega del cuerpo se realizó de acuerdo a los protocolos convencionales, estado debido a que el resultado de la PCR se conoció solamente 24 horas después que ella falleciera. La toma de muestra realizada en esta paciente fue realizada post mortem, dado la circunstancias de los otros exámenes complementarios que hacían sospechar, posteriormente, que pudiese haber una infección concomitante que en este caso resultó ser coronavirus».

En tanto que la seremi de Salud, Marlenne Durán, agregó que «en caso de los contactos cercanos a esta paciente que falleció|, nosotros hicimos la investigación epidemiológica con todas las personas que tuvieron contacto con ella, familiares cercanos, personal de funeraria, personal del hospital y todos ya fueron sometidos a cuarentena y en caso de que alguna de ellas presente alguna sintomatología inmediatamente se le realizará el examen, como al resto de todos los pacientes».