El que sigue, la consigue: Nuevamente diputados piden al Gobierno de Chile permitir el retiro de fondos de AFP por la crisis sanitaria

Esto, tras el primer intento de admitir un proyecto de ley para que los cotizantes pudiesen retirar parte de sus ahorros previsionales y poder hacer uso de ellos durante este periodo de emergencia sanitaria, el cual fue obstaculizado por Chile Vamos.

El diputado Rodrigo González (PPD), vicepresidente de la Cámara, acusó un actuar “poco empático con las necesidades de los trabajadores y sectores más vulnerables” por parte de los parlamentarios de Chile Vamos, luego de que éstos votaran en contra de la admisibilidad del proyecto de ley para que los cotizantes pudiesen retirar parte de sus ahorros previsionales y poder hacer uso de ellos durante este periodo de emergencia sanitaria.

“La votación en contra de la iniciativa es el fiel reflejo de una derecha que no empatiza con la disminución de ingresos y la angustia por la cesantía y las deudas de millones de chilenos que tienen que salir a trabajar o hacer filas interminables para cobrar el seguro de cesantía, el mísero bono del gobierno o sus magras pensiones”, sostuvo el parlamentario.

“Ellos prefieren defender a las AFP, que han sido incapaces de invertir bien los fondos, han tenido enormes pérdidas a costas de los trabajadores, pero siguen ganando y cobrando sus comisiones” agregó González.

El diputado emplazó al Ejecutivo a tomar la iniciativa en sus manos: “llamo al Presidente Piñera a presentar un proyecto de ley o a tener reciprocidad con este que hemos presentado diputados de la oposición para que cada chileno si necesita pueda retirar parte de sus fondos previsionales”.

“Hemos apoyado y mejorado todos los proyectos del Ejecutivo respondiendo con unidad a la emergencia nacional. Corresponde ahora un gesto de reciprocidad del Ejecutivo”, señaló el parlamentario, haciendo referencia a la última conversación de la nueva Mesa de la Cámara con el jefe del Estado.

Rodrigo González explicó que el proyecto de ley plantea “el retiro desde 5 ingresos mínimos mensuales hasta un máximo de 150 UF en cuotas iguales por 5 meses, durante el estado constitucional de catástrofe o alerta sanitaria. Estos fondos retirados constituirán un préstamo al Estado y serán restituidos bajo la forma de un bono de reconocimiento con reajuste anual de un 4% al momento en que el trabajador se jubile”.